martes, 17 de febrero de 2015

La isla de las mariposas, de Corina Bomann



Para romper un poco con mis monotemas literarios, esta vez traigo un libro distinto: La isla de las mariposas, de Corina Bomann



Este es el resumen que nos da la editorial:

El mismo día en que descubre que su marido le es infiel, la joven abogada Diana recibe la noticia de que su adorada tía abuela Emmely está muy enferma. Sin pensárselo dos veces, Diana toma el primer vuelo a Inglaterra para despedirse de ella. Emmely tiene una última voluntad: Diana debe esclarecer un antiguo secreto familiar. Para ello, la anciana ha dejado pistas por toda su casa, la imponente mansión Tremayne House, que su sobrina deberá encontrar e interpretar, con la ayuda del leal mayordomo, el señor Green. Poco a poco, Diana desenmaraña una compleja historia familiar que se remonta al siglo XIX y la conduce hasta las hermanas Grace y Victoria Tremayne, propietarias de una plantaciónde té en Ceilán. La joven abogada se verá obligada a los pasos de sus ancestros y viajar a la hermosa y exótica isla de Sri Lanka para desvelar el misterio.

Se trata de un best seller, en la que se utiliza un periodo histórico para narrar una historia familiar. Te gustará si te han gustado libros como Palmeras en la Nieve o El jardín secreto. Un libro muy fácil de leer y muy ameno. La nota que le pongo es un 7.

Sobre la autora:

Corina Bomann (Alemania del Este, 1974) inventaba historias desde niña. Ha publicado varias novelas juveniles e históricas, pero la fama le llegó finalmente con La isla de las mariposas, que permaneció durante semanas en las listas de los más vendidos en Alemania y fue editado en varios países europeos. Con El jardín a la luz de la luna sigue la misma estructura narrativa y consigue otro éxito editorial. Vive en Berlín con su familia.

martes, 10 de febrero de 2015

Peripecias de mamá: La alimentación y los niños



Cuando tu hijo ronda los seis meses, empieza la odisea con la alimentación. Los pediatras dicen una cosa, internet dice otra y tu hijo va a hacer lo que le dé la gana. ¿Qué puedes hacer tú? Mi recomendación es que utilices el sentido común.

Mi caso fue el siguiente: Como estábamos con lactancia artificial, y justo teníamos que empezar a introducir los alimentos sólidos cuando me tenía que reincorporar al trabajo, empezamos a los 5 meses y medio. Primero con la fruta de la merienda, medio plátano con zumo de naranja. Después de algunas caras de chupar limones, la cosa funcionó y la merienda ya era de frutas con alguna galleta maría.

Foto: Pequerecetas.com

Después vinieron los problemas. El papelito de la pediatra (dichoso papelito) me recomendaba empezar con puré de patata y zanahoria. El primer día no funcionó, y nada, al biberón otra vez. El segundo día y el tercero, tampoco. Al cuarto día, en un foro que frecuento, me recomendaron añadir al puré de verduras un poquito de puerro, que parece ser que a los bebés les gusta. Y mano de santo, el peque empezó a comer puré. Pero la alegría nos duró un par de días, porque volvió a negarse en redondo. ¿Sabéis por qué? Por la razón más sencilla: no tenía hambre. 

Resulta que tomaba un bibe sobre las 6 y otro sobre las 11. Obviamente, a las 14h, que era cuando solíamos darle el puré, aun no tenía hambre. Y los llantos y los enfados eran monumentales. Cuando eliminamos ese biberón ya no había pegas, aunque el pescado y la verdura sola siempre le han gustado más que la carne.

Y cuando ya iba todo más o menos sobre ruedas, otro problema: si veía comida “normal”, la prefería antes que el puré, y tampoco quería comer. Ese problema se solucionó más fácilmente: desde ese momento, suprimimos los purés y empezó a comer lo mismo que nosotros.

Después de todo este rollo, las recomendaciones generales que puedo dar son estas:

- Cuando empieces con las pruebas, procura que el niño tenga hambre.
- Dale a probar de todo, en puré o en trocitos.
- Las cantidades deben ser pequeñas. No te preocupes si al principio no come demasiado, ellos saben cuánto tienen que comer.
- No tengas miedo a darle “comida normal”, tarde o temprano se van a tener que enfrentar a ella. Prueba el baby led weaning, ahorrarás tiempo y dinero. 
- Y, como en todo lo que tiene que ver con niños, ármate de paciencia. Los cambios nunca son fáciles

Foto: www.mommyconnections.ca

martes, 3 de febrero de 2015

Saga El corredor del laberinto, de James Dashner.



Está claro que me gustan las sagas. La que hoy traigo tiene tres libros y una precuela. Es El corredor del laberinto, de James Dashner.



Este es el resumen del primer libro que ofrece la página de la editorial:


«Bienvenido al Claro. Verás que una vez a la semana, siempre el mismo día y a la misma hora, nos llegan víveres. Una vez al mes, siempre el mismo día y a la misma hora, aparece un nuevo chico, como tú. Siempre un chico. Como ves, este lugar está cercado por muros de piedra… Has de saber que estos muros se abren por la mañana y se cierran por la noche, siempre a la hora exacta. Al otro lado se encuentra el laberinto. De noche, las puertas se cierran… y, si quieres sobrevivir, no debes estar allí para entonces».

Todo sigue un orden… y, sin embargo, al día siguiente suena una alarma. Significa que ha llegado alguien más. Para asombro de todos, es una chica. Su llegada vendrá acompañada de un mensaje que cambiará las reglas del juego.



 De momento, la saga se compone de tres libros y una precuela:

1. El corredor del laberinto
2. Las pruebas
3. La cura mortal
4. (que en realidad es 0) El destello.

La temática de esta serie se podría englobar dentro de la fantasía o la ciencia ficción. La editorial la etiqueta como distopía (no, yo tampoco sabía qué significaba. Es una sociedad ficticia indeseable en si misma). Es decir, novelas postapocalípticas.

No quiero contar mucho para no destripar el argumento. Un grupo de chavales se encuentran en el claro de un bosque, sin saber por qué están allí ni recordar nada de su pasado. Se verán obligados a organizarse y a luchar contra seres mecánicos que surgen de un laberinto que se abre y se cierra periódicamente.
Poco a poco el autor nos va contando la razón de todo, dejando cierto margen a nuestra imaginación.

Te gustará si también te gustaron El señor de las moscas,  Los juegos del hambre, y Divergente. Yo le doy un 8.5 a la trilogía y un 5 raspadillo a la precuela. Aviso que es literatura juvenil.


Bonus track:

El pasado 26 de septiembre se estrenó la versión cinematográfica del primer libro. Recomiendo ver primero la película, porque, como en la mayoría de las ocasiones, el libro es bastante mejor.

El tráiler, aquí


Sobre el autor:
James Dashner (Georgia, 1972) cosechó un éxito mundial con la novela El corredor del laberinto (Nocturna, 2010), primera parte de una serie homónima seguida de Las pruebas (Nocturna, 2011), La cura mortal (Nocturna, 2013) y la precuela El Destello (Nocturna, 2014). En 2016 publicará The Fever Code, una segunda precuela sobre los orígenes de los protagonistas.