martes, 27 de diciembre de 2016

Mujeres, de Isabel Ruiz Ruiz

En el post de hoy os traigo un par de libros que pueden ser un regalo estupendo para Reyes, ahora que estamos en esas fechas. Son los dos álbumes ilustrados que comprenden la colección Mujeres, de Isabel Ruiz:



























A lo largo de la historia, infinidad de mujeres anónimas han luchado por un mundo más justo e igualitario. Mujeres que desde la educación, la maternidad, el ejemplo… han aportado su esfuerzo a la sociedad, a la cultura y al progreso científico para hacerlos avanzar.
Otras, más reconocidas en su época, consiguieron alzar su voz, enfrentarse a la sociedad y demostrar su valía; luchar  para conquistar su libertad, nuestra libertad, para conquistar la igualdad. Pero esta sociedad patriarcal ha ido silenciando su recuerdo; ha borrado su huella obviando sus nombres a la hora de reconstruir la historia oficial, esa que nos llega, la que se aprende en el colegio.
Con el ánimo de rescatar  esos nombres que deben formar parte de nuestros referentes, surge la colección Mujeres. Cada álbum nos muestra una selección de dieciocho mujeres reales de distintos ámbitos; mujeres que son un ejemplo para todas las personas y que deben estar presentes en nuestra memoria.


Son libros muy sencillos, compuestos por una ilustración de una mujer, sus logros más destacados en una pequeña biografía, y una cita. 

¿Tú sabías que en 1975 la japonesa Junko Tabei alcanzó la cima del Everest? 


¿O que Ada Lovelace fue la creadora del primer algoritmo diseñado para ser ejecutado por un ordenador, y se la considera la primera programadora de la historia?



Hay muchas mujeres que han hecho historia, pero su nombre ha quedado relegado detrás del de los hombres que se atribuyeron sus méritos. Isabel Ruiz nos las trae en estos dos libros para rescatarlas del olvido y darles la importancia que se merecen. También aparecen mujeres españolas, como Concepción Arenal o María Moliner, de las que nos suenan los nombres, pero ahora podremos conocer todas las cosas importantes que hicieron. 

Lo único que no me gusta del libro es ese aire triste que se les ha dado a las ilustraciones, en especial a las del primer volumen. Todas tienen cierto aire de melancolía, como si supieran que la historia las iba a dejar en una esquinita. 


Estos álbumes fueron editados a través de sendas campañas de crowfunding. Ahora se pueden comprar a través de algunas librerías autorizadas y de la página web de la autora, donde también hay tazas, chapas, imanes, bolsas.. con la imagen de esas importantes mujeres. 


Sobre la autora:

Isabel Ruiz es licenciada en Bellas Artes y Diplomada en Dirección de Fotografía.  Como autora e ilustradora tiene tres títulos publicados: La estación de las hojas, Mujeres y Mujeres 2.
En los últimos años, su trabajo como ilustradora se ha centrado en dar visibilidad a la mujer. Con la colección Mujeres, rescata a grandes mujeres del olvido, en un intento de mostrar un mundo más equilibrado donde encontrar referentes femeninos, en el que la historia también se cuente con nombres de mujer.

(Todas las imágenes de este post son propiedad de Isabel Ruiz y han sido extraidas de su página web y su Facebook).

sábado, 24 de diciembre de 2016

martes, 20 de diciembre de 2016

Leemos con Boolino: Reflexiones de una ranita, de Kazuo Iwamura

Dentro de nuestra colaboración periódica con Boolino, hoy hablamos de un libro muy curioso: Reflexiones de una ranita, de Kazuo Iwamura.


Posada en una rama, a la sombra del follaje, una pensativa ranita intenta comprender el mundo que le rodea. Su amigo el ratoncito, que casualmente pasa por allí, se unirá a sus pensamientos. Por medio del diálogo, como Sócrates y Platón, esta cómica pareja intentará resolver los grandes interrogantes de la naturaleza: ¿dónde tiene la cara una almeja? ¿Cómo se siente una bellota? ¿Desde dónde hasta dónde va el cielo?
Sin darse cuenta, aprenderán a reflexionar en esta aventura filosófica rebosante de humor.


Este libro es muy especial por dos cosas: porque está escrito en un formato a caballo entre la novela gráfica y el manga, con viñetas que hay que leer hacía abajo, y porque es un libro que va a introducir a los niños en la filosofía, a través conceptos abstractos como el Tú o el Yo, además de hablar de las diferencias y similitudes entre los seres, en este caso entre los animalitos que se van encontrando los protagonistas de la historia.


Es una obra para niños más mayores; la editorial lo recomienda a partir de 6 años. Antes, simplemente disfrutarán con los dibujos y con la primera parte del libro donde se habla de las diferencias entre los animales, porque el resto de conceptos no los van a entender. Aún así, no está de más leer este libro, quizá nos sorprendamos con las reflexiones de los niños. 

A lo largo del libro, la ranita aprenderá a ponerse en el lugar del otro, a reflexionar sobre la propia identidad y a comprender el mundo realizándose preguntas sobre todo lo que va viendo.



Las ilustraciones son preciosas, con dibujos sencillos pero realistas, donde los animales son fácilmente reconocibles sin caer en las ñoñerías habituales de los libros infantiles. Un libro muy recomendable para la estantería de los niños.




Sobre el autor:

Kazuo Iwamura nació en Tokio en 1939, donde estudió en la Universidad Nacional de Música y Bellas Artes.

Sus libros han ganado muchos premios en Japón y están traducidos a numerosos idiomas. Reflexiones de una ranita ganó el prestigioso Kodasha Award for Picture Books. 

Se trata de un escritor e ilustrador muy célebre, tanto que tiene un museo consagrado a sus creaciones artísticas en Tochigi, En 2014 fue nombrado Caballero de las Artes y las Letras en Francia. 

martes, 13 de diciembre de 2016

Peripecias de mamá: Cosas que hacer con los niños en Navidad

Hola a todos. Un par de fines de semana de mal tiempo nos han hecho estrujarnos el cerebro para que el Niño se desenganchara de la tele y estuviera entretenido dentro de casa. Aqui os traigo dos propuestas de las muchas que hicimos nosotros:

1. Hacer turrón casero.



La Thermomix entró en nuestras vidas las Navidades pasadas, y la hemos adoptado como uno más de la familia. Al Niño le encanta cocinar con ella, lo que provoca que tardemos el doble en hacer cualquier cosa. Hemos probado dos recetas fáciles y riquísimas:

- Turrón de Chocolate con galletas, de La Juani de Ana Sevilla



Ingredientes:

-200 gr. galletas maría dorada
-100 gr. almendra tostada
-200 gr. chocolate fondant
-100 gr. chocolate blanco
-50 gr. aceite oliva suave


Preparación:

*NO SE LAVA EL VASO EN TODA LA PREPARACIÓN:
1- Reservar 10 galletas, y el resto, moler con golpes de turbo. Las otras 10, romper con la mano. Reservar ambas.

2- Picar las almendras, 4-6 seg. velocidad4. Reservar.
3- Moler los dos chocolates con golpes de turbo. Reservar.
4- Calentar el aceite 3 minutos, 70º, velocidad cuchara.
5- Añadir el chocolate y poner 2,30 minutos, 37º, velocidad 2. Si no está bien fundido, un minuto más. Agregar la almendra, las galletas molidas y las rotas y mezclar 10 segundos, giro izquierda, velocidad 2.
Volcar en moldes, dar unos golpecitos contra la mesa para que no queden burbujas de aire y dejar endurecer antes de desmoldar.

IMPORTANTE: Pinchando en el enlace del nombre tenéis la receta paso a paso con fotos y cómo hacerlo de manera tradicional si no tenéis Thermomix.



Ingredientes
200 gr de almendras crudas
200 gr de azúcar glass (lo hacemos en la receta)
150 gr de nata para montar
100 gr de nueces peladas

Elaboración

Primero de todo hacemos el azucar glass si no tenemos. Para ellos ponemos el azúcar en el vaso y programamos durante 10 segundos a velocidad progresiva de 7 a 10. Reservamos.
A continuación ponemos las almendras en el vaso y programamos velocidad progresiva de 5 a 10. Reservamos.
Las nueces las podemos hacer trozos manualmente, ya que no tienen que quedar muy trituradas.
Añadimos la nata y el azúcar glass  y programamos 12 minutos, temperatura Varoma y velocidad 3 (sin el cubilete).
Por último añadimos las nueces y las almendras y programamos 15 segundos a velocidad 3.
Queda una masa pastosa que volcamos en un molde de silicona. Hay que ayudar a extender la masa para que coja la forma del molde, bien sea con las manos o con el cubilete.
Si usamos un molde de madera pondremos antes papel vegetal.



2. Manualidades con rollos de papel higiénico.



Esto fue cosa de su profesora del colegio. Nos pidió que hiciéramos adornos de Navidad con rollos de papel higiénico para decorar la clase. Tirando de Google busqué los más sencillitos, y con unas témperas que me costaron cuatro euros hemos tenido un par de tardes entretenidas. 

Aquí os dejo las que yo usé:


1. Imprime estas plantillas para poder hacer las diferentes partes que tiene este árbol de Navidad
2. Pinta el rollo de papel higiénico de marrón, será el tronco del árbol.
3. Utiliza las plantillas sobre cartulina verde para hacer las capas del árbol y sobre cartulina roja para la estrella. 
4. Pega con cola o pegamento los dos extremos de la media circunferencia grande para formar un cono.
5. Pega un poquito de algodón sobre la copa del cono más grande para que la base del cono pequeño tenga más consistencia y se eleve sobre su base. A continuación, pega el cono pequeño sobre el grande.
6. Pon un poco de pegamento en el árbol y con los dedos reparte purpurina. 
7. Finalmente pega la base del árbol a la copa y pon la estrella.



1. Pinta un rollo de papel higiénico con témpera naranja.
2. Recorta un círculo de cartulina roja y pégala para que sea la nariz. Dibuja dos ojos o pega dos ojitos de plástico.
4. Para hacer los cuernos utiliza dos limpiapipas , enrollando dos trozos pequeños sobre uno más grande. 
5. Pega los cuernos al rollo de papel higiénico.

martes, 6 de diciembre de 2016

Los libros de noviembre

Hola a todos. Aquí traigo una nueva entrada resumen de los libros que he leído en noviembre. Allá vamos:

76. El engaño, de Charlotte Link.


Para Kate Linville, solitaria policía de Scotland Yard, solo hay una persona en el mundo que merezca su amor y su confianza: el antiguo jefe de policía de Scarborough Richard Linville, su padre, a cuya sombra creció. Pero cuando este aparece brutalmente asesinado en su casa, Kate pierde su último apoyo.

Kate abandona Londres para regresar a su hogar con el objetivo de seguir de cerca el caso. La investigación paralela que lleva a cabo Kate para resolver el asesinato de su padre demuestra que ella lo es todo menos una policía mediocre como creía: es instintiva, inteligente y persistente. En cambio, descubrirá los secretos más oscuros de Richard Linville, un hombre que nada tenía que ver con el que ella creía conocer y querer.

Me ha gustado bastante, es la típica novela policiaca que te mantiene todo el rato en tensión. He leído más libros de esta autora, y es de las que no decepcionan. Le doy un 7,5.


77. Antes de la caída, de Noah Hawley.


En una nebulosa noche de verano once personas despegan en un jet privado rumbo a Nueva York. Diez de ellas pertenecen a la alta sociedad de Estados Unidos. El undécimo pasajero es Scott Burroughs, un artista en horas bajas. Dieciséis minutos después sucede lo impensable: el avión se estrella en el océano. Solo sobrevivirán el pintor y un niño de cuatro años, último miembro de una familia inmensamente rica y poderosa.

A medida que se descubre la historia de cada uno de los pasajeros, afloran extrañas coincidencias que apuntan a una conspiración. ¿Fue simple casualidad que perecieran en un accidente algunas de las figuras más influyentes de la televisión y de Wall Street?

También me ha gustado bastante. Es un libro que yo recomendaría para regalar, porque es de lectura fácil pero emocionante, con una historia fácil de seguir pero que no cae en los tópicos. Le doy un 7.


78. Todo esto te daré, de Dolores Redondo.



En el escenario majestuoso de la Ribeira Sacra, Álvaro sufre un accidente que acabará con su vida. Cuando Manuel, su marido, llega a Galicia para reconocer el cadáver, descubre que la investigación sobre el caso se ha cerrado con demasiada rapidez. El rechazo de su poderosa familia política, los Muñiz de Dávila, le impulsa a huir pero le retiene el alegato contra la impunidad que Nogueira, un guardia civil jubilado, esgrime contra la familia de Álvaro, nobles mecidos en sus privilegios, y la sospecha de que esa no es la primera muerte de su entorno que se ha enmascarado como accidental. Lucas, un sacerdote amigo de la infancia de Álvaro, se une a Manuel y a Nogueira en la reconstrucción de la vida secreta de quien creían conocer bien.

A Dolores Redondo todos la conocemos por la Trilogía de Baztán. Esta obra, con la que le han concedido el premio Planeta de este año, había que leerla si o si. Pues el libro está bien, pero había tantos personajes que a veces me he perdido. Destacar la excelente narración de los paisajes y la atmósfera de la Ribeira Sacra y del tratamiento que aún tienen determinadas familias. Le doy un 7,5.


79. El Proyecto Joshua, de Sebastian Fitzek.



Max, escritor fracasado, es un ciudadano respetuoso de las leyes. A diferencia de su hermano Cosmo, encerrado en las celdas de seguridad de una clínica psiquiátrica, Max nunca ha cometido ningún crimen. Sin embargo, dentro de pocos días consumará uno de los delitos más horrorosos de que es capaz un ser humano. Solo que, por el momento, lo ignora. Pero hay quienes sí lo saben, y están decididos a matarlo antes de que sea demasiado tarde.

Aunque la sinopsis de este libro no lo explica muy bien, la historia trata de la prevención de delitos antes de que se produzcan, tipo Mionority Report, pero sin ese aire de ciencia - ficción. No quiero contar más para no reventar la historia. Es un thriller típico con buenos, malos, conspiraciones y grupos que se persiguen unos a otros. Le doy un 6,5.


80. La cuarta víctima, de Mari Jungstedt.



Una mañana de finales de verano tres encapuchados atracan un banco a mano armada en pleno centro de Klintehamn, una pequeña localidad en la costa oeste de la isla de Gotland. En su huida en un coche robado, los ladrones atropellan a una niña de seis años. Cuando la Policía da con la casa de campo abandonada donde se ocultan, encuentran el cadáver de uno de los delincuentes, pero ni rastro de los otros dos miembros de la banda. El comisario Anders Knutas y su compañera Karin Jacobsson se encargan de la investigación. Para empezar, solo cuentan con dos datos que pueden ser de ayuda: el primero es que, según un testigo del robo, uno de los ladrones era una mujer, y el segundo, que existen conexiones con los clubes de motoristas de Gotland. Cuando ninguna de estas pistas da sus frutos, Knutas decide retomar un caso ocurrido hace años. Por su parte, el periodista Johan Berg empieza a hacer su particular aportación al caso, pero no puede sospechar que la tragedia está a la vuelta de la esquina.

Es la novena entrega de la Serie de Gotland, y para mi gusto, los libros son cada vez mejores. Es novela negra sueca, por la que siento debilidad. Esta autora y Camilla Lackberg son mis preferidas, así que sólo puedo darle buena nota, por eso le doy un 8.


81. La viajera del tiempo, de Lorena Franco.


William y Lía son hermanos. Almas gemelas. Una infancia difícil ha hecho que William y Lía dependan el uno del otro desde siempre.  Todo cambia cuando William desaparece sin dejar rastro, el mismo día en el que entierran a su madre en el año 2007. Nadie sabe qué es lo que ha podido suceder, ni siquiera Lía, convertida ya en una abogada de éxito.

Cinco años más tarde, cuando Lía entra por casualidad en una galería de arte neoyorquina en la que exponen retratos de escritores y pintores de principios del siglo XIX, descubre en uno de ellos el rostro de su hermano William. En la placa, un seudónimo: Escorpión, un misterioso escritor cuyas obras fueron publicadas entre 1808 y 1813. Un maravilloso y mágico descubrimiento hará que Lía se convierta en una viajera del tiempo, con la esperanza de encontrar a su hermano en el pasado y traerlo de vuelta a casa. 


Es una novela romántica-fantástica, que parte de una idea muy buena y a la que la autora podría haberle sacado más jugo. Me pareció entretenida, sin más, pero no está mal escrita. Le doy un 6,5.


82. No eres lo que dicen de ti, de Hannah Lindberg.


Solveig Berg es una aspirante a periodista de veinticinco años que ha visto su carrera truncada por un suceso del pasado. Ahora trabaja como camarera y ha montado un blog de cotilleos sobre la vida glamurosa de Estocolmo, con la esperanza de dar un impulso a su fallida carrera, si bien no puede desprenderse de los recuerdos oscuros que persisten en su memoria.
Una noche, Solveig decide ir a tomar algo a un pub. Allí encuentra a Lennie Lee, un fotógrafo de treinta y seis años, el que fue en su día un gurú de las tendencias, ahora venido a menos, rodeado de modelos despampanantes. Solveig ve entonces la oportunidad de escribir un artículo sobre toda esa moribunda estirpe de celebrities, y para ello se acercará a su mesa y se integrará en el grupo. Allí se encuentran la modelo Jennifer Leone–una de las amantes de Lennie Lee-, el propio Lennie y la novia de este, la exmodelo Marika Glans, la modelo Eline y el psicólogo televisivo Dan Iren. La velada es tan divertida como superficial, aunque Solveig percibirá un extraño juego entre ellos. Sin embargo, lo más siniestro tendrá lugar al final de la noche, con el hallazgo de un cuerpo sin vida.

También es novela negra, con muchos personajes pero muy bien definidos, y con una trama que se mantiene sin altibajos a lo largo de la historia. Le doy un 7,5.


¿Habéis leído alguno de estos libros? ¿Tenéis alguna recomendación? Pues debajo están los comentarios.