martes, 21 de febrero de 2017

Leemos con Boolino: Ni guau ni miau, de Blanca Lacasa

En nuestra colaboración periódica con Boolino, traigo al blog un libro muy especial: Ni guau ni miau, de Blanca Lacasa.



Fabio es un perro diferente. No le gusta nada de lo que le gusta a los otros perros. Un día, Max descubre que su perro desaparece cada noche y decide seguirlo...
Una divertidísima y tierna historia que nos ayuda apreciar nuestras propias cualidades y a entender la diversidad. ¿Quién no se ha sentido alguna vez como Fabio?


Fabio no es como los demás perros, no le gusta hacer lo que hacen el resto de perros, pero su familia no le entiende. Un día, Max, el niño de la familia, descubre que a Fabio lo que le gusta es hacer cosas de gatos, y a partir de ahí, todo cambia.

Es un libro que habla de hacer lo que uno quiere, no lo que los demás esperan que hagamos. Sobre la autoestima y sentirse como uno verdaderamente es.

Aunque está recomendado de 3 a 6 años, el Niño, que tiene casi 4, no lo ha entendido, por lo que lo recomendaría para niños algo más mayores. En general, nos ha gustado mucho por lo divertida que es la historia y los dibujos tan chulos que tiene. 

martes, 14 de febrero de 2017

Peripecias de mamá: Aprendiendo las letras

A pesar de que El Niño aún no tiene ni 4 años, en el cole han empezado a enseñarle a leer y escribir letras. Para que le cojan el gustillo, la profesora les dice cuál es su inicial, y la de sus compañeros, y la escriben en todas partes. El problema es que en su clase hay tropecientos niños con nombres que empiezan por A, pero ninguno que empiece por B o S, así que siempre le van a faltar letras por aprender.

Para reforzar un poco este aprendizaje, en casa también estamos viendo letras. Aviso que esto ha salido de mí, que no soy maestra ni pedagoga, y mi método puede no ser el mejor, solo me guío por el sentido común.
Por eso, le he imprimido un alfabeto completo que hemos recortado (yo) y decorado (él), y con el que jugamos a formar palabras.



Os lo podéis descargar de AQUÍ, por si a alguien le puede ser de utilidad. Recomiendo hacer un par de copias, para poder formar muchas palabras.

También escribimos palabras a mano. Yo le pongo una palabra en mayúsculas, y debajo él escribe esas letras lo mejor que puede. También escribimos los nombres de los abuelos, y de los miembros de la Patrulla Canina, y de las cosas que le gusta comer. Y ya se notan avances.

martes, 7 de febrero de 2017

Los libros de enero.

Como ya hice el año pasado, mensualmente hago un resumen de los libros que he leído, y este enero me ha cundido mucho. Aquí está mi resumen:

1. La mujer de la libreta roja, de Antoine Laurain



Laurent Letellier, banquero parisino convertido en feliz propietario de una pequeña librería, encuentra una mañana de camino al trabajo un bolso de mujer depositado encima de una papelera. Intrigado, se lo lleva a la tienda con la intención de devolverlo a su propietaria. Sin billetero ni teléfono, la tarea se presenta más complicada de lo que podría parecer y Laurent, arrastrado por una irrefrenable curiosidad, empieza a reconstruir el rompecabezas de la vida de la desconocida a través de los objetos que contiene el bolso. El diario de Laure, que así se llama la mujer, una libreta roja llena de anotaciones, pensamientos y recuerdos será el hilo conductor que le proporcionará las pistas para buscarla. Pero, a la vez, la libreta es una llave a su intimidad, y Laurent se encontrará cada vez más inmerso y, en cierta forma, conectado a la historia de esta misteriosa mujer, cuya búsqueda se convierte en una absorbente labor detectivesca.

Como tantos otros, lo conocí gracias a Rosana y me lancé de cabeza, porque sus recomendaciones siempre me gustan. Un libro sencillo, algo predecible, pero muy bonito. Le doy un 7.


2. La sociedad literaria y el pastel de piel de patata de Guernsey, de Mary Ann Shaffer.


Enero de 1946: Londres emerge de las sombras de la segunda guerra mundial. La escritora Juliet Ashton encuentra la carta de un desconocido, un nativo de la isla de Guernsey, a cuyas manos ha llegado un libro de Charles Lamb que perteneció a Juliet. A medida que Juliet y el desconocido intercambian cartas, ella se queda atrapada en el mundo de este hombre y sus amigos, que resulta ser un mundo maravillosamente excéntrico. Esta novela ostenta una galería de personajes profundamente peculiares, todos amantes de laliteratura, que intentan sobrellevar la ocupación nazi organizando reuniones de lectura sobrenovelas clásicas, alrededor de un pastel de patata.

Otro libro que conocí gracias a Rosana. Recuerda en su estilo a 84, Charing Cross Road, por ser también epistolar y desarrollarse más o menos en la misma época. Me ha gustado también, y lo recomiendo. Le doy un 7,5.


3. Personas desconocidas, de John Katzenbach.


Gabriel Gabe Dickenson y Marta Rodriguez-Johnson han servido a la policía de manera impecable, hasta que un día sus vidas se tuercen irreversiblemente. Ahora están condenados a trabajar juntos en esos casos olvidados y nunca aclarados que nadie quiere, en realidad, resolver. Es una manera de matar el tiempo mientras esperan a que sus jefes decidan qué hacer con ellos. Sin embargo, entre ese montón de archivos polvorientos, Marta y Gabe están a punto de encontrar la clave para resolver no solo cuatro extraños asesinatos cometidos dos décadas atrás, sino también una de esas impactantes desapariciones que marcaron un antes y un después en toda una comunidad. Si hacen las preguntas adecuadas, hallarán la respuesta. Pero puede que sea mejor no preguntar. Porque lo que no sospechan es que quien está detrás de esas muertes se encuentra muy cerca de ellos. Y prefiere que no se sepa la verdad. ¿Podrán un policía alcohólico y una especialista en narcóticos incapaz de empuñar un arma enfrentarse al poder de su departamento para resolver un crimen imposible?

John Katzenbach es un autor que durante mucho tiempo me encantó, pero ahora cada vez me gusta menos. Este no es de sus mejores libros, pero tampoco de los peores; digamos que se deja leer, sin más. Le doy un 6,5.


4. Elisabeth ha desaparecido, de Emma Healey.



Maud está convencida de que su amiga ha desaparecido, pero nadie le cree. Tiene setenta años y su contacto con la realidad no es el mismo de antes. Hay papelitos por toda la casa: listas de la compra y recetas, números de teléfono, apuntes sobre cosas que han ocurrido. Es su memoria de papel, que impide que Maud olvide las cosas. Y ahora tiene en sus manos una nota con un simple mensaje: «Elizabeth ha desaparecido». Es su letra pero no recuerda haberla escrito. ¿Qué le ha sucedido? Maud está segura de que su amiga podría estar en peligro. Encontrarla se convierte en una obsesión que la lleva a rememorar la desaparición de su hermana en Londres durante la Segunda Guerra Mundial.

Es un libro muy muy agobiante. La protagonista es una señora mayor con importantes lagunas de memoria, y su constante vacío mental está muy bien transmitido en el libro. Le doy un 7.


5. Segundas oportunidades, de Rainbow Rowell.


Cuando Georgie y Neal se conocieron, fue amor a primera vista, un amor que parecía poder con cualquier inconveniente. Pero ahora tienen problemas, tienen problemas desde hace tiempo. Todavía se aman profundamente, aunque eso parece no importar. O quizás nunca importó demasiado.
Estas Navidades, Neal y Georgie van a hacer un viaje juntos, una escapada que les permita retomar su relación. Pero un compromiso de última hora obliga a Georgie a quedarse. Esa misma noche, cuando Georgie llama a Neal para intentar arreglar las cosas, con quien realmente se comunica es con un Neal más joven, el Neal que conoció hace tiempo, antes de que todo empezara. No es un viaje en el tiempo, no exactamente, pero ella siento que se le ha dado una oportunidad de arreglarlo todo antes de que empiece...

Mi problema con esta autora es que espero que todos sus libros sean como Eleanor & Park, y ni mucho menos lo son. Este es correcto, sin más. Me esperaba mucho más. Le doy un 6.


6. El silencio de la ciudad blanca, de Eva García Sáenz de Urturi.



Tasio Ortiz de Zárate, el brillante arqueólogo condenado por los extraños asesinatos que aterrorizaron la tranquila ciudad de Vitoria hace dos décadas, está a punto de salir de prisión en su primer permiso cuando los crímenes se reanudan de nuevo: en la emblemática Catedral Vieja de Vitoria, una pareja de veinte años aparece desnuda y muerta por picaduras de abeja en la garganta. Poco después, otra pareja de veinticinco años es asesinada en la Casa del Cordón, un conocido edificio medieval. El joven inspector Unai López de Ayala, alias Kraken, experto en perfiles criminales, está obsesionado con prevenir los crímenes antes de que ocurran, una tragedia personal aún fresca no le permite encarar el caso como uno más. Sus métodos poco ortodoxos enervan a su jefa, Alba, la subcomisaria con la que mantiene una ambigua relación marcada por los crímenes. El tiempo corre en su contra y la amenaza acecha en cualquier rincón de la ciudad.

Un libro que me recuerda mucho a la Trilogía de Baztan, de Dolores Redondo, por lo que si te gustan esos, este te gustará también. El problema de leer tanta novela negra es que te imaginas los desenlaces a mitad del libro, pero eso no es culpa de la autora. Le doy un 7.


7. Ahora y siempre, de Jack Finney.



Simon Morley roza la treintena y trabaja como ilustrador en una agencia publicitaria de Nueva York, ocupación más cercana a la rutina que a la creatividad. Su relación con Katie está muy lejos de ser apasionada, pero la tienda de antigüedades que la muchacha posee es una fuente inagotable de rancias fotografías y objetos variopintos que fascinan al joven y lo sumergen en el encanto del ayer. Su imaginación, su carácter y la devoción por la Historia lo convierten en el candidato idóneo para llevar a cabo un experimento planeado en secreto por el gobierno de Estados Unidos: un viaje al pasado. Después de trabar relación con los singulares personajes que intervienen en el proyecto, y tras sufrir una instrucción rigurosa, Simon acepta involucrarse a condición de visitar el Nueva York de finales del siglo XIX. Su despertar en una fría mañana de enero de 1882 marca el arranque de una aventura insólita en un tiempo que no conoce todavía el uso de ordenadores o el poder de las armas nucleares, un mundo fascinante donde todo parece nuevo y sin embargo familiar. Simon anota, dibuja, fotografía y descubre qué hay de cierto en el pasado y qué de falso en las palabras del gobierno de su país.

Es un libro que prometía mucho, y se ha quedado en nada. Roza lo superficial en algunos momentos, y en otros te hace descripciones exhaustivas de la Nueva York del siglo XIX que realmente a mi no me aportan nada. Muy decepcionante, aunque hay que destacar que es un libro de 1997, cuando el tema de los viajes en el tiempo no estaba tan de moda. Le doy un 5.


8. Fangirl, de Rainbow Rowell.



Cath y Wren son gemelas idénticas, y hasta hace poco lo hacían absolutamente todo juntas. Ahora están a la universidad. Wren le ha dejado claro que no piensa compartir habitación con ella. Para Wren es una oportunidad única de empezar de cero y conocer gente. Para Cath no es tan fácil. Es terriblemente tímida. Su único mundo es ser fan de Simon Snow, donde ella se siente a gusto, donde siempre sabe exactamente qué decir y donde puede escribir un romance mucho más intenso que cualquier cosa que haya experimentado en la vida real.
Sin Wren, Cath se siente completamente sola, fuera de su zona de confort. Tiene una compañera de cuarto antipática, siempre acompañada de su atractivo novio, un profesor de escritura que piensa que el fan fiction es el fin del mundo civilizado, un guapo compañero de clase, que sólo quiere hablar de palabras... Y además no puede dejar de preocuparse por su padre, que es amoroso y frágil y nunca ha estado realmente solo.
Ahora Cath tiene que decidir si está dispuesta a abrir su corazón a los nuevos amigos y a las nuevas experiencias, y se está dando cuenta de que hay mucho más que aprender sobre el amor de lo que nunca creyó posible.


Si, otro libro de Rainbow Rowell. Y si, la misma decepción. Este se me ha hecho pesadísimo, porque intercala las historias de fan fiction que escribe Cath y que no me importan en absoluto. Le doy un 5.


¿Y tú? ¿Has leído alguno de estos libros? ¿Me recomiendas alguno? Cuéntamelo en los comentarios.